OBLIGACIONES EN LA RED

Noticias

Estamos en un momento de constante cambio tecnológico, se inventan nuevas situaciones en la red cada día y el derecho corre a alcanzarlas en cuanto son conocidas, creando un juego continuo las siguientes realidades virtuales con las recién renovadas normas.

El internauta, en casa, compra, negocia, interactúa o contrata por internet , ajeno a que posiblemente un simple ‘’click’’ cambie sus obligaciones con la web que transita en ese justo momento.

Siendo conscientes de lo frecuente que son estas acciones y la importancia que hemos de darle a nuestra responsabilidad en ellas, analizaremos brevemente en qué consisten los dos contratos principales que llevan a cabo los propietarios de las páginas webs para contratar con clientes.

Esta manera de contratar nos llevará a aceptar ciertas condiciones como puede ser que se utilice la información de nuestra navegación, o nuestra sujeción para realizar determinados actos con los datos de la web.

 

 

CLICKWRAP:

HE LEIDO Y ACEPTO LOS TERMINOS DE USO.

El tipo de contrato ‘’clickwrap’’ es aquel que requiere con antelación a concluir la transacción o instalación el reconocimiento expreso por parte del cliente de la aceptación de las condiciones y términos de la web o licencias de uso, mostrados al usuario en la pantalla del ordenador, mediante el acto expreso del ‘’CLICK’’ sobre la palabra ‘’aceptar’’ o cualquier sinónimo de ésta. Una vez realizada esta manifestación de adhesión al contrato serán éstos términos de uso los que nos impondrán la manera de utilizar tal web. Es decir, clicando el botón estamos llevando a cabo la perfección del contrato, confirmando la voluntad de las partes y obligándolas a la contraprestación prometida.

 

BROWSE-WRAP:

TÉRMINOS FACILITADOS MEDIANTE HYPER-LINK.

El usuario tiene esta vez los términos de uso a su disposición ( normalmente, al final de la página principal) a través de un pequeño hyper-link con las palabras ‘’Privacy Policy’’ o similares, hacia otra web donde se encuentran estas condiciones, siendo la aceptación un acto tácito por el simple hecho de estar navegando, pero no se ve obligado a acceder a ellos para realizar acciones en la web, sin que exista un hecho anterior o posterior que requiera de la aceptación de los términos. El cliente deberá clicar en ese link para tener acceso y conocer esta información. En estos casos la manifestación del consentimiento es por tanto menos clara que la anteriormente explicada.

Es entonces preferible en lo que se refiere a contratos en la red la inscripción del usuario a la página web,  la posterior aceptación por el mismo de los términos y condiciones de uso y su  archivo de esos términos en su ordenador, para así, una vez garantizado el conocimiento de esas condiciones, se realice el contrato virtual con una manifestación de la voluntad realizada de manera consciente y  responsable.

Tiscar De Cueto Peña

 

Etiquetas: , , , , , , , ,