DIFERENCIA ENTRE SEÑAL Y PARTE DE PRECIO

Noticias

El artículo 1445 del código civil establece que por el contrato de compra y venta uno de los contratantes se obliga a entregar una cosa determinada y el otro a pagar por ella un precio cierto, en dinero o signo que lo represente. El 1450 establece que la venta se perfeccionará entre comprador y vendedor, y será obligatoria para ambos, si hubieren convenido en la cosa objeto del contrato, y en el precio, aunque ni la una ni el otro se hayan entregado. Por último, el 1454 señala que si hubiesen mediado arras o señal en el contrato de compra y venta, podrá rescindirse el contrato allanándose el comprador a perderlas, o el vendedor a devolverlas duplicadas.

Significa esto que si hay convenio entre comprador y vendedor en la cosa, objeto de compraventa, y el precio de la misma, el contrato existe y la compraventa se ha producido, surgiendo del contrato obligación para ambas partes, a entregar la cosa p0ara el vendedor y pagar el precio para el comprador.

Dichas obligaciones tienen la secuencia lógica de constituirse recíprocamente en derecho para la otra parte, y así el vendedor podrá exigir el pago del precio y el comprador  la entrega del bien. El contrato es exigible y solo puede resolverse por causas previstas a la ley.

Sin embargo, permite el artículo 1454 que se deje sin efecto la compraventa si el comprador pierde la señal anticipada o el vendedor devuelve el doble de lo recibido, es decir, deja la ley la posibilidad de que comprador o vendedor se desahoguen de sus obligaciones pagando la responsabilidad que el Código prevee (doble de lo recibido para el vendedor o pérdida de lo entregado para el comprador).

Es imprescindible que la cantidad entregada a cuenta del precio, pendiente de completar el mismo, se haya entregado como SEÑAL o con el carácter de ARRAS. Si no se hace contar expresamente en el contrato que la cantidad entregada se entrega como SEÑAL, su entrega es como parte del precio, y, en tal caso, la compraventa es definitiva. Es decir, cuando compramos un bien, estamos dispuestos a que el vendedor pueda arrepentirse y resolver el contrato pagándonos el doble de lo entregado, hagamos constar que la entrega se hace en concepto de SEÑAL.  Igual si pretendemos reservarnos la posibilidad de resolver el contrato perdiendo la cantidad entregada.

Pero si queremos que la compraventa sea firme y definitiva, pongamos que la cantidad entregada se entregue como PARTE DE PRECIO.

Jose de Cueto L.

Etiquetas: , , , , , ,